web analytics
   

EL SITIO DE AUTOCONOCIMIENTO

   
Home Volver Inscribirse Quiénes Somos Indicalo a un Amigo Añadir a los Favoritos
 
Chakras y Vibración
Chakras y Vibración
:: Acid ::


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Somos vibración. Todo es vibración, y todo es no permanente, pues todo está siempre en movimiento. Nuestra mente también es movimiento, y el movimiento necesita armonía para crear eficiencia. Armonía es ritmo. Así, afinamos nuestra mente como afinamos un instrumento musical, hasta que funcione en armonía y emita un “sonido afinado”.

Preguntad a un audiófilo cómo ha de ser la colocación de las cajas de sonido de un home theatre. Los graves quedan mejor si se ponen abajo, sin concurrencia sonora, mientras que los medios y agudos son mejor percibidos si alcanzan directamente el oído (dirigidos a la línea del oído, ni más alto ni más bajo). El conjunto final es armonioso, completo, pues el TODO (que es la sala) estará inmerso en las más diversas franjas sonoras, sin que una elimine a otra (diversas frecuencias ocupando el mismo lugar en el espacio, que es el mismo principio por el cual tenemos superpuestos a nuestro cuerpo físico el cuerpo Etérico y el Astral).

Así, aquel que sabe manipular la vibración puede transformar las cosas a su alrededor, o quien sabe incluso CREAR. Toda oración es invocación o llamamiento. Toda palabra/sonido, primeramente influye en el cuerpo de quien lo emite, y solo después alcanza su objetivo externo. Por eso todo cuanto deseamos (y a través de la palabra cristalizamos) para el prójimo, para nosotros mismos lo estamos deseando. De toda palabra inútil tendremos que rendir cuentas. Nuestra palabra es nuestra ley.
Los mantras son palabras o sonidos especiales, que se crean por medio del ritmo y de la nota-clave de cada persona. Lo íntimo (Atman), según nuestros pensamientos y aspiraciones puras, puede darnos la verdadera pronunciación de las palabras sagradas. El poder magnético de la palabra humana es conocido por los estudiosos de lo oculto. Por eso, dar nombre a una persona es definir su vibración magnética exterior, es entregar su destino a una o más potencias ocultas (dar nombre a un hijo, entonces, es un acto de extrema responsabilidad, ya que es como dar un sello energético para toda esa encarnación de aquella persona).

Nuestra mente trabaja con las más diversas franjas vibratorias (frecuencias), incluso porque nuestro cuerpo ha sido creado para captar y procesar todas esas energías. Esos receptores son los chakras, que solo son visibles por sensitivos (pues se sitúan en el cuerpo etérico). Captan las energías que nos circundan en lo etérico, astral y mental y, como un transformador, las “convierten” para un patrón que el cuerpo pueda asimilar. Puesto que es posible encontrar en los libros de Leadbeater y Blavatsky informaciones más serias, me referiré a esto solo por alto: chakra (rueda, en sánscrito) es un centro de Fuerza, que gira como una rueda, captando e irradiando energía como un vórtice, o, de forma más poética, como una galaxia microscópica. Mucha gente cree que los chakras no son más que 7, como en el dibujo que sigue, pero prácticamente cada poro del cuerpo se corresponde a un chakra en el cuerpo etérico (también llamado “doble etérico”). Esos chakras están interconectados por una vastísima red de canales llamados nadis, que a su vez están ligados a las glándulas endocrinas del cuerpo físico. Los nadis principales se llaman Ida (que va desde la ventana izquierda de la nariz directamente al chakra básico. Cualidades: Frío, introspectivo, femenino, yin) y Pingala (que va desde la ventana derecha de la nariz al chakra básico. Es una energía activa, masculina, yang), por donde baja el prana captado por la respiración (que es el medio más normal de abastecerse de prana, pero no el único). Parten de un punto en el entrecejo (Kutasha – del sánscrito: el punto más alto. Es el equivalente al tercer ojo y punto importantísimo para prácticas de clarividencia) y bajan por el cuerpo hasta el chakra básico, donde queda en estado latente la energía Kundalini (del sánscrito enroscada, por eso – y por el peligro de controlarla – se compara a Kundalini con una serpiente). Mucho se habla sobre los peligros de la activación de Kundalini, y no sin razón. Es necesaria cierta “madurez energética” para que el cuerpo etérico desarrolle el canal Sushumna, que es por donde habrá de ascender Kundalini. Si ese canal no está preparado, la energía descontrolada subirá por los nadis Ida y Pingala, que no han sido hechos para soportar una energía tan fuerte (equivalente a la energía de alta tensión que corriese por los cables domésticos) y podrá traer secuelas, desarmonía, dolencias, etc. Además del “cuerpo” es preciso equilibrar la mente, pues la ascensión de Kundalini simboliza el encuentro del Cielo con la Tierra, la energía Creadora, sutil, Divina, que proviene del chakra coronario, con la energía Creadora y poderosísima de la Madre Tierra: pensamiento y acción en perfecta armonía. Claro que cualquier desequilibrio producirá un daño. El exceso de energía sutil podrá dificultar el funcionamiento del cuerpo en ciertas funciones, lo cual es malo, pero solucionable, mientras que el exceso de Kundalini afectará enseguida a la mente, lo cual es bastante más difícil de solucionar, pudiendo acarrear consecuencias dañinas. Por eso los verdaderos Maestros no estimulan el desarrollo de Kundalini de forma artificial, sino por la vivencia y el aprendizaje, pues este es un proceso natural (evolucionar es nuestro destino, pero cada cual a su tiempo).

El espectro visible de la luz se descompone en siete colores primarios, y lo que define esos colores es su frecuencia de ondas (vibratoria). La frecuencia más alta – violeta – “vibra” con más intensidad, o sea, tiene movimientos de onda mucho más rápidos (pues la longitud de onda es más corta, haciendo que las ondas se produzcan en un menor espacio de tiempo). Lo inverso es verdadero para la frecuencia más baja – rojo. En la materia densa, sabemos que cuanto más sutil sea su estado, mayor será la velocidad de las moléculas. Tomemos por ejemplo el hielo, que tiene una velocidad de moléculas más baja que la del agua en estado líquido, y ésta, a su vez, tiene una frecuencia más baja que las moléculas de vapor. Como vemos, cuanto más rápida es la velocidad de las moléculas, más “sutil” y amorfa se vuelve la materia. Cada chakra “decodifica” una determinada frecuencia (y cada una de ellas es necesaria para el buen funcionamiento del cuerpo), y lo que ven los clarividentes son los colores. Entonces, el chakra que trabaja con las energías más densas (Muladhara) se sitúa en la parte inferior del cuerpo, y vibra en el color rojo. Veamos todos los chakras principales, desde la frecuencia más alta a la más baja.

Color – posición – Nombre sánscrito – traducción – bija mantra
violeta – coronario – Sahashara – Loto de Mil pétalos – Sin mantra
índigo – frontal – Ajña / Agnya – Comando – OM
azul celeste – laríngeo – Vishuda – Purificardor – HAM
verde – cardíaco – Anahata – Inviolable - YAM
amarillo – plexo solar – Manipura / Nabhi – Ciudad de la Joya – RAM
anaranjado – umbilical – Swadsthana – Morada propicia – VAM
rojo – base de la columna – Muladhara – Raíz / Soporte – LAM

Wagner Borges explica: “En el cuerpo físico hay órganos especializados para cada sentido: los ojos, para ver; los oídos, para oír; y así sucesivamente. En el campo astral, en cambio, no es ese el caso. Las partículas del cuerpo astral están fluyendo y girando constantemente, como las del agua hirviente: en consecuencia, no hay partículas especiales que permanezcan continuamente en cualquiera de los Chakras. Por el contrario, todas las partículas del cuerpo astral pasan a través de cada uno de los Chakras. Cada Chakra tiene la función de despertar un determinado poder de respuesta en las partículas que fluyen por él; uno de los Chakras hace esto con el poder de la vista, otro con la audición, y así en adelante. Por consiguiente, ninguno de los sentidos astrales está, estrictamente hablando, localizado o confinado en cualquier parte del cuerpo astral. Es, antes, el conjunto de las partículas del cuerpo astral lo que tiene el poder de respuesta. Un hombre que ha desarrollado visión astral emplea, por tanto, cualquier parte de la materia de su cuerpo astral para ver, y así puede ver igualmente los objetos que están delante, detrás, por encima, por debajo y a ambos lados. Lo mismo ocurre con todos los demás sentidos. En otras palabras: los sentidos astrales están activos en todas las partes del cuerpo.

No es fácil describir el sustituto del lenguaje por cuyo intermedio se comunican astralmente las ideas. El sonido, en el sentido común de la palabra, no es posible en el mundo astral – no es posible, por cierto, incluso en la parte más alta del mundo físico. No sería correcto decir que el lenguaje del mundo astral es la transmisión de pensamiento: lo máximo que se podría decir es que se trata de la transmisión de pensamiento formulada de manera particular. En el mundo mental, un pensamiento es instantáneamente transmitido a la mente de otro sin ninguna clase de palabras; por tanto, en ese mundo, el lenguaje no es lo que importa, en absoluto. Pero la comunicación astral queda, por decirlo así, a medio camino entre la transmisión de pensamiento del mundo mental y el habla concreta del mundo físico; aún es necesario formular en palabras el pensamiento. “Para ese intercambio es preciso, por tanto, que las dos partes tengan un lenguaje en común”.

Referencia: “El cuerpo astral” de Arthur Powell; Caminos de Luz (chakras); Música, meditación e iluminación; Historia de la música India


Vea tambiém:
Chakras e Vibração

Acid uma pessoa legal e escreve o Blog (Saindo da Matrix).
"Não sou tão careta quanto pareço. Nem tão culto.
Não acredite em nada do que eu escrever.
Acredite em você mesmo e no seu coração."
Email:


Me gustó este artículo?
Imprimir este artículo Envíalo a un amigo Otros artículos



 

  Ejercicios

Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
 
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores


 

  Videos

 

 


Navegación   Categorias   Ejercicios
Home   Almas gemelas   Mapa Astral
Quiénes Somos   Astrologia   Vidas Pasadas
Inscribirse   Cuerpo y mente   Baraja Gitana
Indicalo a un Amigo   Espiritualidad   Juego de las 3 runas
Añadir a los Favoritos   El Despertar   Cuál es el color de tu miedo
      Psicología   La numerologia de las Relaciones
      Clube   Constelaciones Familiares
           
© Copyright 2000-2017 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados