web analytics
   

EL SITIO DE AUTOCONOCIMIENTO

   
Home Volver Inscribirse Quiénes Somos Indicalo a un Amigo Añadir a los Favoritos
 

Los cuatro elementos
Los cuatro elementos
:: Graziella Marraccini ::


Traducción de Sandra - sandrao31@hotmail.com

La astrología occidental nos enseña que podemos distinguir los signos astrológicos de varias maneras: según los dos géneros - en femeninos y masculinos – según las tres cualidades – Cardinal, Fijo y Mutable - y por los cuatro elementos – Fuego, Tierra, Aire y Agua. Entendemos por femenino y masculino las cualidades como siendo pasiva, la primera, y positiva la segunda, y estos se alternan en la rueda zodiacal. La combinación continua alternada para las otras cualidades y para los elementos, de modo que Aries es Cardenal, Masculino y de Fuego, Tauro es Fijo, Femenino y de Tierra, Géminis es de Aire, Masculino y Mutable, etc. Consecuentemente y con todas las combinaciones posibles, llegamos al total de los 12 signos del zodíaco, cada uno con sus características propias.

Los cuatro elementos no son solamente símbolos o conceptos abstractos, se refieren a las fuerzas vitales que se manifiestan en toda la creación y que pueden ser percibidas por el sentido físico. Los elementos constituyen la base de la astrología y de todas las ciencias ocultas y abarcan también todo aquello que percibimos con la mirada, todo aquello que experimentamos. Consideramos que la Tierra es sólida, el Agua es líquida, el Aire es gaseoso y el Fuego es plasma o energía irradiada y, por tanto, concluimos que la mezcla de esos elementos componen todo lo que nos rodea. La medicina antigua ya se basaba en estos cuatro elementos para clasificar los tipos humanos, asociando ciertas enfermedades o predisposiciones físicas y mentales. Por esa razón, la importancia del elemento al cual alguien pertenece determina también su manifestación psicológica y energética.

El concepto de los cuatro elementos es también base de la filosofía de la medicina Ayurvédica, pero puede ser encontrado en la medicina china y japonesa, y era considerado base también de la filosofía griega. Ya en la Europa de la edad media y del Renacimiento, se desarrolló aún más la teoría de los cuatro elementos, conectándola con los cuatro temperamentos básicos conforme a las enseñanzas de Hipócrates. Según la doctrina de los cuatro humores, la sangre es almacenada en el hígado y llevada al corazón, donde se calienta, siendo considerada caliente y húmeda; la flema, que comprende todas las secreciones mucosas, provienen del cerebro y es fría y húmeda por naturaleza; la bilis amarilla es secretada por el hígado y es caliente y seca, en cuanto la bilis negra es producida en el bazo y en el estómago y es de naturaleza fría y seca.

La doctrina de los cuatro humores (usada en la medicina antigua) encajaba perfectamente en la concepción filosófica de la estructura del universo. Establecía una correspondencia entre los cuatro humores y los cuatro elementos (Tierra, Aire, Fuego y Agua), y con las cuatro formas de manifestación (frío, caliente, seco y húmedo) que también pueden ser relacionados con las cuatro estaciones del año (inverno, primavera, verano y otoño).
El estado de salud del ser humano también dependería de la exacta proporción y de la perfecta mezcla de los cuatro humores, que podrían alterarse por acción de causas externas o internas (la relación con el medio ambiente). El exceso o deficiencia de cualquiera de los humores, así como su aislamiento o mezcla inadecuada, causarían las enfermedades con su cortejo sintomático de los cuatro temperamentos humanos específicos.
Las filosofías orientales añaden, en tanto, un ‘quinto elemento’, o éter que relacionan al espíritu puro (Obs: es ese concepto el que es usado en el I ’Ching y en el Feng Shui) que podría ser el SHIN de los cabalistas o el Espíritu Santo de los Cristianos. Pero volviendo a los elementos básicos podemos contraponer también: el seco con el húmedo y el caliente con el frío y obtendremos:



El temperamento bilioso o colérico depende de los signos de Fuego que son: Aries, Leo y Sagitario. Confieren naturaleza activa e intuitiva, excitable y temeraria.
El temperamento nervioso depende de los signos de Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio; confieren disposición sensible y melancólica y carácter nervioso.
El temperamento sanguíneo depende de los signos de Aire: Géminis, Libra y Acuario, que tienen tendencias intelectuales y pensativas.
El temperamento flemático (o linfático) depende de los signos de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis, que poseen tendencias sentimentales y emocionales.

Por tanto, concluimos que la combinación de esos elementos puede suceder de varias maneras, pero es difícil encontrar un individuo con todos esos elementos en igual cantidad. A través del análisis del mapa astral natal, podemos conocer cual será la ‘mezcla’ que determinará el temperamento de la persona, y que lo inclinará a un tipo de enfermedad y no a otra. El signo solar determina en gran parte la forma como iremos a expresar ese temperamento, por identificación con el elemento en el cual se encuentra. Así, los signos de Aire se identifican con el reino del pensamiento y para ellos el pensamiento es tan real como cualquier objeto material. Los signos de Agua viven predominantemente en el mundo de los sentimientos y su estado emocional determina su comportamiento. Los signos de Tierra son asentados en el mundo material y las preocupaciones con la supervivencia son básicas para su expresión. Los signos de Fuego vive en un eterno estado de excitación y la actividad es necesaria para su bienestar.

Por esa razón el signo del Sol que determina como vemos la vida, no es suficiente para describir nuestra naturaleza, ya que muchos otros elementos componen nuestro temperamento determinando su fuerza de expresión y comportamiento. La palabra temperamento deriva del latín ‘temperamentum’ que significa una ‘mezcla de proporciones’. La astrología puede indicar el signo solar como padrón de identificación, pero es esa mezcla, ‘la mistura de los diferentes elementos’, que determinará el resultado final. Al final, un bollo está básicamente hecho de harina, huevos, leche, manteca, etc. Pero, vean cuantas diferentes recetas podemos hacer con esos componentes! La astrología atribuye un determinado valor (o peso) al Sol, a la Luna y a los planetas, así, la predominancia de estos en un determinado elemento irá a determinar también la predominancia del temperamento de aquel individuo.

Bien, queridos lectores, este articulo parece un poco complicado, pero lo escribí respondiendo a un deseo de muchos internautas que me escribieron buscando comprender un poco mejor esa maravillosa herramienta que es la astrología. No pretendo agotar el asunto en los artículos publicados en el sitio (que son muchos!), pero deseo siempre ofrecer un poco de conocimiento que ayudará a los lectores a comprenderse mejor y, al mismo tiempo, a aquellos que los rodean!
Ya que aún estamos en el signo de Géminis, ya ampliamente descrito anteriormente, espero haber contribuido un poco más para que Ud., lector, comprenda la naturaleza de aquel amigo, hijo, hermano o marido geminiano!
Aceptar las diferencias nos enriquece y vuelve más fáciles las relaciones. Al final, somos todos diferentes en la manifestación, pero Todos Somos Uno!

Una buena semana llena de Luz y Paz!
São Paulo, 8 de junio de 2009


Vea tambiém:
Os quatro elementos

Graziella Marraccini astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology.
Clique aqui e faça seu mapa astral on-line.
Atende em seu consultório em São Paulo com hora marcada no horário comercial.
Para atendimentos e consultas, visite o site pessoal da autora.
Email: info@astrosirius.com.br


Me gustó este artículo?
Imprimir este artículo Envíalo a un amigo Otros artículos



 

  Ejercicios

Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
 
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores

 

  Videos

 

 


Navegación   Categorias   Ejercicios
Home   Almas gemelas   Mapa Astral
Quiénes Somos   Astrologia   Vidas Pasadas
Inscribirse   Cuerpo y mente   Baraja Gitana
Indicalo a un Amigo   Espiritualidad   Juego de las 3 runas
Añadir a los Favoritos   El Despertar   Cuál es el color de tu miedo
      Psicología   La numerologia de las Relaciones
      Clube   Constelaciones Familiares
           
© Copyright 2000-2014 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados