Home Volver

 

Matrimonio y vidas pasadas

por: WebMaster
 
Matrimonio y vidas pasadas
 

Autora Hee Jin Myung
myungheejin@yahoo.com.br

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

El matrimonio es un curso en la escuela de la vida cuya finalidad es:

1) Aprender a amar al prójimo.
2) Mejorarnos como seres humanos.

Semejante atrae a semejante en el mundo espiritual. De la misma forma, marido y mujer suelen ser parecidos en su evolución espiritual. Uno sirve de espejo al otro para que puedan perfeccionarse mutuamente.
Jamás un santo se casará con un disoluto, ni un sabio con un necio.
Es evidente que la persona más evolucionada de la relación sufre más, y el menos evolucionado gana más.
Algunos matrimonios van mal por la acción de obsesores y cuando una persona obsedida se casa con otra también obsedida, el sufrimiento de ambos aumenta después del casamiento.

En otros casos uno de los cónyuges está pagando por el mal que cometió contra el otro en vidas pasadas.
La gran mayoría de los matrimonios son kármicos: marido y mujer fueron enemigos en vidas pasadas o fracasaron en su compromiso matrimonial en otras vidas (traición, separación, asesinato). El matrimonio es un curso intensivo de amor al prójimo, en el cual dos personas completamente diferentes tienen que aprender a cuidar del otro y a sacrificarse por él, a perdonar y sobre todo, a ser fieles.

El matrimonio es un curso en que el yo evoluciona hacia el nosotros… Dios no hizo al hombre para únicamente cuidar de sí mismo, sino para cuidar del otro y es en el matrimonio donde aprendemos realmente a vivir por el otro (primero por el cónyuge y después por los hijos). La mujer tiene que vivir para ayudar y animar a su marido y el marido tiene que vivir para cuidar y proteger a su mujer.
Cuando una persona vive aislada de todos vida tras vida, no consigue evolucionar emocionalmente, intelectualmente ni espiritualmente. Después de varias vidas de vivir sólo para sí, el individuo reencarna como autista.

“La mujer sabia edifica su casa y la necia con su propia mano la derriba”. Traducido: lo que destruye el matrimonio no es la falta de amor, sino la falta de sabiduría de la mujer. La sabiduría es el conocimiento adquirido y comprendido.
¿Por qué Dios hizo responsable a la mujer de la perduración del matrimonio? Porque la mujer generalmente es el espíritu más antiguo de la relación y por tanto tiene más sabiduría. La mujer comprende al marido mejor que el marido a la mujer, porque las más de las veces la mujer ya fue hombre en vidas pasadas.

Generalmente es la mujer la que elige al marido. Mientras la mujer busca carácter y buenas cualidades morales en el hombre, éste se ve más atraído por la belleza física. Ya que ella es quien va a elegir al hombre, necesita desarrollar su sabiduría, necesita sobre todo conocerse mejor a sí misma. Sólo quien se conoce a sí mismo puede conocer al otro…

Marcela (nombre ficticio) acudió a mí porque estaba atravesando una grave crisis conyugal. Su marido siempre la estaba acusando de traición y la suegra la odiaba. Marcela tenía un hijo de su primer matrimonio y eso también era motivo de discordia en la pareja.
En la primera vivencia, Marcela fue una princesa y se casó con un rey de un país vecino. Todo iba bien al principio y tuvieron tres hijos. Con el tiempo la suegra empezó a perseguirla y a humillarla, decía que su hijo debía haberse casado con otra. A medida que Marcela se iba haciendo mayor, su marido empezó a pasearse públicamente con otras mujeres. Entonces Marcela echó veneno al vino de su marido y lo mató. A continuación Marcela sentó a su hijo en el trono del rey y encarceló a su suegra, torturándola hasta la muerte.
En la segunda vivencia Marcela fue hija de un rico comerciante y se casó con un hacendado. Éste era un hombre bueno y tuvieron dos hijos, pero su suegra la humillaba y maltrataba. Un día Marcela fue a una fiesta en casa de sus padres y conoció a William. Ambos se enamoraron perdidamente y se hicieron amantes. Marcela quedó embarazada y nació una criatura rubia. Entonces la suegra empezó a acusarla de traición, porque en su familia no había rubios. Pero Marcela empezó a escribir cartas de amor a William y su marido lo descubrió todo. Marcela fue expulsada de la casa del marido con su bebé y volvió a vivir en casa de sus padres.
Tras la regresión Marcela comprendió que estaba vivenciando las mismas lecciones de vida del pasado y que mientras hubiese traición, resentimiento y odio continuaría reencarnando con sus desafectos de vidas pasadas vida tras vida...


somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos



  Videos

 

 

  Ejercicios

 
Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores
 



 



© Copyright 2000-2017 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados