Home Volver

 

MEDIUMNIDAD, NO TODO ES COMO PARECE. (Parte 1)

por: WebMaster
 
MEDIUMNIDAD, NO TODO ES COMO PARECE. (Parte 1)
 

Autor Baltazar Neto - caminhaeespiritual@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Hola, en primer lugar me gustaría mucho agradecer los correos y mensajes que he venido recibiendo en relación a los textos. Siempre ha sido mi propuesta mostrar esa parte “Invisible” que tiene lugar durante las diversas reuniones y asistencias en que he tenido ocasión de participar, a fin de ayudar, proporcionar conocimiento e incluso crear una situación de reflexión en la cual todos puedan ganar y evolucionar como Seres Universales.
En los correos muchos me hacen preguntas y cuestionan los puntos positivos y negativos del hecho de percibir a los espíritus, en mi caso por medio de la clarividencia. Lo cual hace posible ver, por la visión astral (tercera visión), situaciones, acontecimientos, objetos y también mentores, familiares, amigos y opositores (prefiero llamar opositores a los obsesores, pero esto ya queda al criterio de cada cual).

En este texto me atendré únicamente al tema “Familiares Desencarnados” y a cómo ha sido y es mi experiencia y mi convivencia con ellos.
Cuando mi madre desencarnó en 2001 debido a la metástasis de un cáncer de pulmón, (aunque no había fumado nunca, siempre guardó en sí muchos resentimientos en la vida, y como ya hemos visto en textos anteriores, los resentimientos siempre atacan energética y físicamente a los pulmones).
Yo me sentía muy aprensivo y ansioso por poder verla. En aquella época yo no tenía tanta madurez espiritual, y siendo así, sólo logré percibirla un año después de su desencarnación.
Vestía una ropa negra, estaba muy triste y todavía sin cabellos, conservaba el mismo cuerpo astral de cuando aún tenía la enfermedad. Hablaba poco y lloraba mucho, casi no se comunicaba.

En 2003 empecé a encontrarme con ella fuera del cuerpo. Ya estaba mejor, los cabellos le habían crecido, ya era mi madre, pero aún estaba muy presa emocionalmente, agobiada y acelerada al hablar. Como el tiempo era escaso y en su cabeza tenía muchas cosas que expresar, acababa por decir las frases atropelladamente. En la condición extra-física nos comunicamos por el pensamiento y no por el habla. Todo era nuevo para ella, no lograba siquiera desplazarse entre los planos, yo tenía que esperar al Aerobus que traía a las personas para poder hablar con ella. (Aerobus es un vehículo espiritual que sirve para el transporte de espíritus, apareció por primera vez en el libro “Nosso Lar”, de autoría de André Luiz y psicografiado por Chico Xavier).
En 2005 fue la primera vez que ella intentó ayudarme, en aquella época yo no me hablaba con mi padre (¡Sí! Los médiums también tienen problemas. Familiares difíciles, compañeros de trabajo de difícil trato, etc. …). La espiritualidad, en aquella época, nos aconsejó esperar un poco, pues estábamos madurando nuestras emociones. Mi padre es materialista y mi madre siempre fue espiritualista, digamos que he crecido en medio de ese tira y afloja y he tenido que adaptarme.

Yo sólo me di cuenta de que este encuentro entre nosotros no iría bien cuando ya estaba en el avión para ir a visitar a mi padre (él vive en Porto Alegre). Tal como sospechaba, el encuentro fue un desastre, nos pusimos a hurgar en heridas abiertas y ninguno de los dos estaba preparado para lo que resultó de la conversación. Mi madre, que lo asistía todo, se sintió decepcionada conmigo, pues ella también estaba ligada a nuestro emocional.
Hasta hoy recuerdo aquella escena: mi madre en el rincón de la sala con dos mentores y en el otro rincón dos opositores azuzando la riña entre mi padre y yo. Yo, niñato del todo, y mi padre también inmaduro, optamos por el camino más fácil, guiarnos por los instintos y hablar sin pensar.

Hoy mi padre y yo nos llevamos súper bien, y nos reímos de esa historia, él más que yo, pues considera que ver espíritus es cosa de mi cabeza, y siendo así, la diversión es doble para él.
Después de esa fecha mi madre se esfumó, aparecía en las reuniones en que yo trabajaba pero no se hacía visible para mí. Fui trabajando esa situación y en 2010 ella empezó a visitarme por mi cumpleaños, ahí empieza una de las mayores lecciones del espiritismo, que todos conocen en la teoría, pero pocos en la práctica.

Todo evoluciona, todo está en constante transformación.
A lo largo de seis años – 2010 a 2015 – en que la vi por última vez, percibí su maduración espiritual. Cada año que pasaba ella estaba diferente, menos emocional y más espiritual; aquel Ser que venía a verme en los últimos años ya no era mi madre. Ella tenía ya su consciencia universal, fue madre de muchos, esposa y marido de muchos, fue hijo e hija.
Aquella asignatura emocional que me ligaba a ella había desaparecido, era un espíritu de luz que luchó mucho en esos 12 años de aprendizajes y desapegos.
Confieso que eso me ponía muy triste al principio, pues yo creía que realmente iba a reencontrar a mi madre de la misma manera, pero pensándolo bien, eso sería un tremendo egoísmo por mi parte, detener la evolución natural del espíritu, encarnado o desencarnado.
He estado acompañando varias situaciones semejantes, con amigos cercanos, familiares míos y de las personas que atiendo en los trabajos.

Cuando hablamos de desapego, no nos referimos únicamente a aspectos materiales, sino a ideas, conceptos y emociones.
Evolucionar es desapegarse y seguir adelante agradeciendo siempre por la oportunidad.
Es como observar un río, el agua pasa, te nutre y sigue su camino, y nosotros aprovechamos el momento.
Por tanto, para quien sea muy apegado a emociones, la clarividencia puede ser un batacazo en el primer momento, pero después nos acostumbramos a seguir el flujo. Aprendemos a ver las cosas como son, no como nos gustaría que fuesen, o como nos parece que deberían ser.
El trabajo de la mediumnidad, trabajo que conlleva inmensa responsabilidad, tiene que venir con cierta base moral e intelectual.
No basta con tener la capacidad de ver. Ver no significa saber. Ver por medio de la clarividencia es lo mismo que ver con los ojos materiales; si no tienes el conocimiento sobre lo que has visto, vas a transmitir informaciones erróneas.
Debemos mantener siempre el hábito de estudiar.
Gratitud por la oportunidad.

somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos



  Videos

 

 

  Ejercicios

 
Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores
 



 



© Copyright 2000-2017 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados