Home Volver

 

¿Por qué se acaba el matrimonio?

por: WebMaster
 
¿Por qué se acaba el matrimonio?
 

Autora Hee Jin Myung
myungheejin@yahoo.com.br

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Paciente R.C.,47 años, empresario muy rico; acudió a mí porque se sentía triste con el final de su segundo matrimonio. Se casó por primera vez a los 20 años, tuvieron tres hijos, pero con 41 años de edad se enamoró perdidamente de Diana (su segunda esposa). Dejó a la esposa y los hijos para unirse a Diana. Sin embargo, tras siete años de matrimonio, R. C. empezó a beber y a salir con otras mujeres. Diana se enfadaba mucho con él hasta que un día tomó de un cuchillo y casi lo mató.
En la primera vivencia R.C. fue un soldado del imperio romano. Participó en muchas batallas y mató a mucha gente.
En la segunda vivencia fue un comandante del ejército de Napoleón Bonaparte, era amigo de éste y le ayudó en muchas de sus conquistas.

En la tercera vivencia fue un capitán nazi durante la segunda guerra mundial. Su principal función era capturar judíos y llevarlos al campo de concentración. Participó en la segunda guerra mundial y murió en batalla.
En la cuarta vivencia fue un campesino joven y apuesto que trabajaba para un rico hacendado. Un día la esposa del hacendado (su segunda esposa en la vida actual) trató de seducirlo y se convirtieron en amantes. Ella le dijo que estaba enamorada de él y que si él matase al marido de ella, se casarían. Sin embargo, cometido el asesinato, ella lo entregó a las autoridades para que fuese ahorcado.

La pareja tenía muchos obsesores: todos aquellos que R.C. había matado en vidas pasadas, y es evidente que la segunda esposa de esta vida era una gran enemiga de vidas pasadas…
¿Por qué se acaba el matrimonio?
Básicamente, por dos motivos:
1) La falta de conocimiento
2) La acción de los obsesores.
Así como para sacar el carnet de conductor se han de conocer las leyes de tráfico y se ha de saber conducir un coche, la persona que se casa necesita conocer las leyes de la vida y cómo lidiar con el otro.
Las leyes de la vida son las grandes verdades enseñadas por las principales religiones del mundo: cristianismo, budismo y espiritismo.

A lidiar con el otro lo aprendes mediante el autoconocimiento (sólo quien se conoce a sí mismo puede conocer al otro) y enterándose de cómo lidiar con las emociones y actitudes de sí mismo y del otro.
Cuando dos personas se casan, se juntan no sólo los bienes materiales, sino el karma y los obsesores de ambos. Los obsesores son nuestros desafectos de vidas pasadas y trabajan día y noche para acabar con el matrimonio.
Por lo regular, al hombre los obsesores lo inducen a beber, a consumir drogas, a trabajar demasiado o a enamorarse de otra mujer. Amar es querer bien. Enamorarse es padecer obsesión por espíritus malignos.

Cuando el individuo bebe o consume drogas, su consciencia se adormece, entonces los obsesores se apoderan del individuo y lo inducen a reñir, agredir o incluso matar a la esposa.
En la mujer los obsesores tienen gran facilidad de actuación, pues la mayoría de las mujeres son médiums (no equilibrados). Basta una única cosa para que el obsesor se sirva de la mujer en contra del marido: “La falta de conocimiento de la Verdad” por parte de la mujer. Los obsesores van poniendo en su mente pensamientos negativos y engañosos, como “tu marido te traiciona”, “tu vecino es más rico y cariñoso”. Con eso ella puede provocar disputas o despreciar al marido traicionándolo con otro hombre…
La reconstrucción del matrimonio depende básicamente de la mujer, pues “la mujer sabia edifica su casa y la necia la derrumba con las propias manos”.

La pareja funciona como un solo cuerpo. Este cuerpo tiene el componente espiritual que es la mujer y el componente carnal que es el hombre. El hombre es más carnal y más fuerte físicamente porque fue ideado para ser el proveedor y el comandante en la pareja.
La sensibilidad de la mujer facilita su conexión con el mundo espiritual. Toda mujer tiene una mediumnidad poderosa. O desarrolla su mediumnidad para conectar con espíritus elevados a fin de recibir orientaciones preciosas, o entonces los espíritus inferiores (obsesores) se meterán en su vida para destruir su matrimonio. La mujer, o es buena o es endemoniada.
La mujer tiene en su mano el poder de elevar el espíritu de su marido hasta Dios o bien arrastrarlo al infierno. Ella puede hacer a su marido feliz o destruirlo completamente...


somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos



  Videos

 

 

  Ejercicios

 
Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores
 



 



© Copyright 2000-2017 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados