Home Volver

 

Cuando el otro ya no consigue acompañarnos...

por: WebMaster
 
Cuando el otro ya no consigue acompañarnos...
 

Autor Waan Oliver
waaan.olv@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Todo aquel que pasó o está pasando por el proceso del despertar, aquel que está en el camino del autoconocimiento, encuentra algunos desafíos, principalmente cuando no estamos solos, cuando hay alguien a nuestro lado. A medida en que vamos desarrollándonos, hay cierta tendencia a un mayor alejamiento cuando la otra parte no está en la misma sintonía.

Llega un determinado momento en que el otro ya no es capaz de acompañarnos y este es un momento muy difícil y delicado. Hace falta mucha comprensión de nuestra parte para comprender que a la otra persona aquello se le hace mucho, es un paso demasiado grande, es algo más allá de la cuenta. Y que la persona que está a nuestro lado aún no está preparada para pasar por eso, necesita más aprendizajes; en fin, que no le ha llegado su momento.

Todos nosotros deseamos que el otro nos acompañe para poder compartir las mismas experiencias, pero el camino del autoconocimiento es un sendero individual, cada persona tiene su propia experiencia, cada cual siente a su modo las transformaciones. Por más que el otro pueda compartirlas con nosotros, jamás serán las mismas sensaciones.

Dentro del trabajo de las constelaciones es muy importante saber incluso honrar a esas personas que han pasado por nuestro lado, porque ellas nos han dejado importantes enseñanzas, y es bueno saber colocar a cada uno en su debido lugar y darle su debido respeto.

Y una bonita manera incluso de despedirnos, de acercarnos a esa comprensión es decir la siguiente frase:

Te veo. Te entiendo. Lo siento mucho, pero en honor y respeto hacia todo cuanto hemos vivido, a cuanto he aprendido, yo tengo que avanzar. Comprendo que tú no puedas ir, pero yo ya encuentro fuerzas y puedo partir hacia algo más adelantado. Me siento agradecido a ti por todo cuanto hemos compartido. Gracias a esa relación yo he podido crecer y hoy puedo avanzar. Siento por ti un profundo respeto y a partir de ahora seré mejor gracias a ti. Seré mejor por mí y por ti.

Acercarnos a esa toma de conciencia es algo muy liberador y transformador para nosotros. Apeamos ese fardo de la culpa, un fardo que a menudo no es del todo sólo nuestro. Porque toda relación se compone de dos personas. No sólo es uno el que se equivoca y el otro lo hace bien. A cada uno corresponde un 50% de errores y aciertos.

somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos



  Videos

 

 

  Ejercicios

 
Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores
 



 



© Copyright 2000-2017 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados