Home Volver

 

O ES O NO ES, NO EXISTE JUEGO DE SIMULACIÓN

por: WebMaster
 
O ES O NO ES, NO EXISTE JUEGO DE SIMULACIÓN
 

Autor Baltazar Neto
caminhaeespiritual@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Día: 30 de Noviembre de 2016
Hora: 23h40
Lugar: En mi alcoba, preparándome para dormir - São Paulo - Brasil

Normalmente cuento aquí sucesos que presencio durante las reuniones espíritas en que participo, pero hoy he querido hablar un poco sobre los acontecimientos de mi día a día como médium.
La clarividencia, la sensibilidad y otros sentidos de la mediumnidad, no pueden ser fácilmente desligados como muchos piensan. Tu mentor puede respetar e incluso respeta tus horarios de trabajo mediúmnico, pero hay cierta clase de espíritus que no está muy familiarizada con la palabra “Respeto”, y con esa debemos permanecer en constante alerta.
Yo, como cualquier ser humano, busco por instinto lo mejor para mí y para los míos. Intento hacerlo todo de una manera sencilla y tranquila, pero no siempre es posible y hacen falta esfuerzos. Desde que me tengo por gente, y por percibir la presencia del otro lado, busco conciliar estos dos conceptos: “Vivir bien” y “Facilidad”.

Hace muchos años, cuando yo era aún muy joven e inmaduro, escuché en un centro una frase de un señor:
“Emprende tu reforma interior, muchacho, ésta es difícil, ya que a todo instante tus dificultades se reflejan ante ti como tu imagen en el espejo, pero a cada dificultad vencida, una felicidad inmensa colmará tu corazón, de forma definitiva y no únicamente paliativa como cuando buscamos quien nos apoye el ego y la vanidad”.
Bueno, claro que ni de lejos he ido a buscar esa reforma interior, a fin de cuentas yo veía espíritus, y eso debía reportarme alguna ventaja sobre los demás. Quizá cierta vista gorda sobre mis defectos.
Con 17 años a cuestas fui tras mi “felicidad espiritual”, mi desarrollo dentro de mi zona de confort, al fin y al cabo, aquel señor ¿qué podía saber?
Fui a diversos centros, templos y casas religiosas, en cada una de ellas al llegar me sentía en casa, todo era perfecto, empezaba a estudiar y de pronto:

¡PAF! Me topaba de bruces con la tal reforma moral de nuevo, cambiaba de centro, de doctrina y todo se repetía, pues siempre he sido persona a quien le gusta estudiar y conozco mis dificultades. Una verdad que he descubierto durante esos años: todas las personas que conviven contigo conocen tus defectos, pero por educación no te los arrojan a la cara, al menos no en su estado normal; en función de eso nos creemos perfectos y consideramos que la culpa es siempre del otro. ¡Pura ilusión!
Es como aquel refrán… El marido traicionado es siempre el último en enterarse. Tú también vas a ser el último en enterarte de lo que ya todos dicen a espaldas tuyas.
De ahí la importancia de la auto reflexión continua y de siempre recordar las palabras de Jesús “Ama al prójimo como a ti mismo”.
Hoy, con más madurez y experiencia, comprendo la importancia de la reforma interior.

23:38h – Domingo. Me preparaba para dormir, había sido un fin de semana agotador, había perdido la cabeza, me había puesto triste, nervioso, como cualquier ser humano. Realmente había bajado mucho mi energía, tenía la pereza llamando a mi puerta y yo dándome el derecho a estar un poquito hundido en la miseria, a fin de cuentas todo el mundo tiene ese derecho, ¿cierto?
Me senté en la cama y gracias a mi visión espiritual pude percibir a un espíritu acercándose, él tenía una energía bajísima, pero como yo también vibraba en bajo conseguíamos esa conexión.
Él era todo cubierto de pelos grises, tenía una cara animalesca y dientes afilados como si fuese un hombre-lobo. Babeaba, gruñía y murmuraba cosas sin sentido.
Aunque estar ante aquella presencia fuese muy pesado, mantuve un contacto para comprender más sobre aquella criatura y poder aprender con la situación, a fin de cuentas no deseaba irme a dormir con aquello al lado de mi cama.
No era una criatura de las tinieblas, sino un sufridor más que, prisionero en sus sentimientos de rabia y de odio, había trasmutado su periespíritu en una forma animalesca.

(Quien se interese por saber más sobre esa trasmutación puede pesquisar sobre “Licantropía en el espiritismo).
Empecé a enviarle luz y buenos pensamientos, a pedir ayuda para él. Pero no se marchaba. Le hacía protecciones, llamaba a todos y nada. “Mis mentores y amigos espirituales siempre me echan una mano, pero en gran parte ellos esperan que yo resuelva por mí mismo, me acompañan desde lejos. A fin de cuentas ¿qué mentores serían ellos si en las primeras dificultades ya interviniesen?”
Fue entonces cuando pensé… Un momento, yo estoy mal, triste y enojado ¿cómo puedo pretender enviar a otro algo que ni siquiera he hecho por mí mismo?

Cambié de enfoque y empecé a limpiarme y a pedir perdón para mí mismo, por mis actitudes y pensamientos; cuando abrí el ojo para enviar todo eso al espíritu que me acompañaba ¡él se había esfumado!
Cuando hacemos el bien a nosotros mismos, eso se refleja en el otro, lo mismo que el mal.
He visto a personas recibir pases, hacer tratamientos, y al cabo de cinco minutos el sufridor u obsesor ya estaba de vuelta.
No hay atajo, no hay facilidades. Tú puedes estar echando a la mosca de la comida toda tu vida, pero ella siempre va a volver mientras tú no quites el dulce de la mesa.
Quitemos de nosotros lo que atrae toda esa tristeza, amargura y una legión de problemas. ¿Es fácil? ¡Claro que no! No debemos tener prisa, tenemos una encarnación entera y otra y otra, ¡pero hemos de empezar!
Ahora, en este minuto. ¡Es un estupendo momento para empezar!
Yo empezaré de nuevo cada vez que caiga, sin culpa ni miedo.

¡Muchas gracias a todos por la oportunidad!

somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos



  Videos

 

 

  Ejercicios

 
Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores
 



 



© Copyright 2000-2017 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados