Home Volver

 

¡La ansiedad en el embarazo puede ser solucionada con la práctica de la meditación!

por: WebMaster
 
¡La ansiedad en el embarazo puede ser solucionada con la práctica de la meditación!
 

Autor Roberto Debski
rodebski@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

La ansiedad y el estrés son muy corrientes durante la gestación, principalmente en el primer embarazo.
La propia definición de ansiedad nos muestra que es una expectativa del futuro, con cierto matiz de preocupación de si algo negativo podrá suceder.
La definición de estrés dice que éste surge cuando somos desafiados y necesitamos adaptarnos a una situación que genera expectativas y cambios.
Estas reacciones presentan componentes físicos, psicológicos, mentales y hormonales.
El embarazo se encaja perfectamente en esa situación, presenta esos síntomas y requiere ciertos cuidados para que no comprometa la salud de la madre y del feto.
Las mujeres deben controlar la ansiedad, evitando que se convierta en un problema aún mayor, como la depresión o la melancolía posparto, y para ello la prevención es siempre el mejor remedio.
El continuo cuidado con la salud física y mental, la nutrición equilibrada, la actividad física orientada, el equilibrio emocional y la buena relación de pareja y con la familia, los cuidados prenatales, las técnicas para administración del estrés tales como la meditación y la bioretroalimentación, todas esas medidas deben actuar conjuntamente para que la embarazada pase por ese tan retador período de manera suave y con salud y calidad de vida.

La meditación es una técnica muy aconsejada para las embarazadas, lo mismo que para las mujeres que no lo están.
Las puérperas también pueden meditar, mejor dicho, todas las personas deben aprender a meditar, ya que los beneficios para la salud física y mental son conocidos desde hace milenios en Oriente, y desde la década de los 60 en Occidente.
¿Cómo definir la meditación?
Desde la década de los 60, con los estudios del Dr. Herbert Bensos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, tenemos conocimiento de que la meditación es una práctica que produce de manera automática la conocida “respuesta de relajamiento”, tanto física – el relajamiento muscular – como mental, que es el relajamiento de la “lógica” o del pensamiento.
Durante la práctica de la meditación y después de ella se produce el relajamiento muscular, la disminución de la actividad mental y el equilibrio emocional, que también es consecuencia de la reducción de las hormonas del estrés, como la adrenalina y el cortisol.

Cuando meditamos conseguimos rebajar e incluso reducir a cero el grado de ansiedad y estrés; consiguientemente, los sentimientos y las emociones se aquietan y podemos estar más conectados con el momento presente.
También se aviva la atención y el centrado, mejorando la productividad y reduciendo el riesgo de accidentes laborales, además de favorecer el desempeño en pruebas y exámenes que exigen una mente tranquila, atenta y enfocada, lo cual es imposible en presencia de la ansiedad y el estrés, que generan una reacción de “fuga y lucha” y el famoso “blanco” que a cualquier esfuerzo previo lo convierte en fracaso.
Las embarazadas pueden verse muy favorecidas por la práctica de la meditación, obteniendo beneficios físicos y emocionales apreciables.
Como la ansiedad y el estrés son muy prevalentes durante la gestación, cualquier práctica que ayude a su prevención y tratamiento, y con más motivo siendo natural y no medicamentosa, es bienvenida.
La ansiedad es una de las enfermedades con mayor incidencia en nuestros tiempos, causada por la aceleración del pensamiento, el exceso de informaciones, sobrecarga de problemas, baja resiliencia y falta de entrenamiento en inteligencia emocional.

Las personas ansiosas viven en el futuro, preocupadas (pre-ocupadas) imaginando problemas que aún no se presentaron pero que en sus mentes no tendrán solución.
El ansioso tiene un “exceso de futuro”, un futuro tenso y negativo, vivido anticipadamente y que trae sufrimiento.
Así, tanto al depresivo, que tiene una falta de futuro (exceso de pasado), como al ansioso, que tiene un exceso de futuro, a ambos les falta la conexión con algo que es fundamental para la salud mental (y consiguientemente física), que es la percepción del presente, la reunión de cuerpo y mente, significado en sánscrito de la palabra Yoga, que equivale a Unión.

Meditar restablece nuestra conexión con el momento presente, el aquí y ahora, impide o reduce este fluir desordenado de pensamientos y emociones negativas sobre el futuro y nos posiciona nuevamente en la posibilidad de proceder racionalmente orientados hacia la solución de nuestros problemas.
El bebé vive en el ambiente físico y mental de la madre.
Durante la gestación, e incluso después del nacimiento, se siente íntimamente conectado a la madre, percibiendo incluso, hasta la edad de seis meses, que él y su madre son una sola individualidad; sólo después de esa fase comienza a percibirse a sí mismo como una persona distinta de la madre.
Siendo así, todo cuanto haga la madre por sentirse mejor, más calma, relajada, tranquila, favorecerá también al feto y al bebé después del nacimiento.

Hay sudas sobre si mujeres agitadas consiguen meditar, visto que la idea de que es preciso sentarnos inmóviles para meditar asusta a muchos, que entonces evitan participar en cualquier práctica meditativa. Lo que ocurre es que algunas personas son tan ansiosas y agitadas que no se sienten bien ni logran aquietarse y permanecer paradas consigo mismas sin que alguna información o actividad esté produciéndose para distraerlas.
Lo que no saben muchas personas es que, al revés de esas técnicas pasivas de meditación, que exigen inmovilidad y quietud, hay técnicas activas de meditación, con movimiento, con posturas corporales, indicadas para personas más agitadas que tienen dificultad para permanecer quietas en un sitio.
Para cada tipo de persona hay determinadas técnicas que pueden facilitar su participación, y cabe al instructor orientar y facilitar ese proceso.
En relación a cómo meditar, la propia práctica de la meditación trae una respuesta progresiva y agradable de relajamiento.

Para las personas que empiezan el entrenamiento y no consiguen todavía aquietarse, la práctica de una Meditación Activa o en movimiento puede ayudar y aportar buenos resultados.
Oriento a esas personas a meditar mientras caminan, del siguiente modo: si posible en un lugar tranquilo y con naturaleza, con ropas cómodas como abrigo, comienza a caminar percibiendo todo lo que sientes en tu cuerpo, los pasos tocando el suelo, el movimiento de las piernas y brazos, el ritmo de la respiración, el viento y el aire tocando el rostro, todo lo que está sucediendo ahora en este momento mientras caminas.
Bajando la mirada a unos 45 grados para no distraerte con estímulos externos, continúa con esta práctica el tiempo que te sea posible, entre 10 y 30 minutos, y repítela diariamente, o al menos de 3 a 5 veces por semana.
Si la persona ya es capaz de permanecer sentada durante unos minutos, puede sentarse con la columna erecta pero relajada, ojos cerrados o entreabiertos, y prestando atención a la respiración, el aire entrando y saliendo, y haciendo el conteo de la respiración, del uno al tres en la inspiración y nuevamente del uno al tres en la espiración.

Esa es una práctica sencilla, como muchas técnicas de meditación. Lo que se hace difícil es mantener en ella el foco y la atención, pues nuestra mente es inquieta y difícilmente permanece mucho tiempo en el mismo sitio.
Con calma, cada vez que percibas que la mente se ha ido a otro lugar, vuelve tu atención a la respiración y empieza nuevamente con atención.

Con el tiempo la práctica será perfeccionada y los resultados aparecerán, en forma de una mayor tranquilidad, relajamiento y mejoramiento de diversas condiciones previas de salud.
Si alguien no sabe cómo practicar algo y quiere aprender, ya sea un idioma, cualquier deporte, actividad artística o profesional, y también la meditación, debe ser orientado por un profesor o profesional con experiencia para transmitir conocimientos específicos en ese ámbito.
Yo oriento a grupos de meditación o a personas individualmente desde hace unos diez años y observo que en el caso de la meditación, si hay comprometimiento, disciplina y dedicación, en pocas horas por semana de entrenamiento, cualquiera puede aprender técnicas básicas y así mantener una práctica diaria de meditación por sí solos, la cual irá adquiriendo perfección y calidad con el tiempo, aportando los beneficios esperados en salud y calidad de vida.

Otro dato interesante es el papel de la meditación en la prevención y tratamiento de la depresión. Estudios del Dr. Teasdale, de la Universidad de Cambridge y del Dr. Goyal, de la Universidad Johns Hopkings, entre otros, han demostrado que en casos de depresión leve y moderada, la práctica regular de la meditación produce tanto beneficio cuanto los antidepresivos, alivia los síntomas de la ansiedad, depresión y dolor crónico y reduce en cerca del 50% las recidivas de nuevos episodios de depresión en quienes están o han estado a tratamiento con antidepresivos.

En los casos de depresión crónica o grave, la meditación puede ser una práctica integrativa y complementaria que ayuda a reducir los síntomas y a acelerar la recuperación del paciente depresivo, y también puede ser utilizada aisladamente en casos leves e iniciales de los síntomas depresivos. En los casos graves, formará parte del repertorio compuesto por medicamentos, psicoterapia, hábitos de vida saludables y especialidades de la medicina integrativa y complementaria como la homeopatía y la acupuntura.

Dr. Roberto Debski

- Médico CRM SP 58806 – Psicólogo CRP/06 84803
- Instructor y Entrenador en Programación Neurolingüística
- Orientador de grupos de meditación desde 2008 y Creador en 2012 del proyecto ANDE (entrenamiento en grupo para Ansiedad, Depresión y Estrés) de la Unimed Santos con meditación y bioretroalimentación, el primer programa de salud mental de la Unimed en el Brasil registrado en la ANS (Agencia Nacional de Salud) y en la clínica Ser Integral.
- Facilitador en Constelaciones Sistémicas y Familiares

somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos



  Videos

 

 

  Ejercicios

 
Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores
 



 



© Copyright 2000-2017 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados