web analytics
   

EL SITIO DE AUTOCONOCIMIENTO

   
Home Volver Inscribirse Quiénes Somos Indicalo a un Amigo Añadir a los Favoritos
 
Mediumnidad, camino de ascenso a la quinta dimensión
Mediumnidad, camino de ascenso a la quinta dimensión
:: WebMaster ::


Autora Nadya Prado
nadyaprado@uol.com.br

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Los guías espirituales que nos acompañan y auxilian en nuestra jornada terrena, han venido advirtiéndonos, con el mayor énfasis, sobre el momento planetario y su transformación. Ante los acontecimientos infelices a que asistimos, en varias regiones del mundo y la rapidez con que nos son informados, la espiritualidad nos viene mostrando que, tanto como la tecnología terrena ha traído más conexión entre pueblos y culturas, uniendo occidente a oriente, nuestra conexión espiritual viene, asimismo, alcanzando una nueva cota, dentro de nuestro proceso evolutivo.

Nos hacemos cada día más “médiums”, o sea, estamos abriendo nuestros canales de comunicación con los hermanos espirituales desencarnados y de otras partes del Universo. Estamos entrando en una nueva fase, en que aquellos que continúen siendo únicamente guiados por sus sentidos terrenos, sin desarrollar su sexto sentido, notarán, cada vez más, las consecuencias de su fragilidad mediúmnica. Que este mensaje llegue a cada uno de vosotros como dirección, para que comprendáis la necesidad de despertar vuestra consciencia, para que no sufráis con la falta de comprensión y sintonía con las vibraciones más sutiles.

Sin la debida maduración mediúmnica, seréis llevados por el oleaje de la negatividad que asola a la humanidad presa a las sensaciones del ego. La mediumnidad como parte integrante de cada uno de nosotros, no puede permanecer confinada a los ambientes religiosos. Estamos sacando a relucir la cuestión con más intensidad, para que todos tengan acceso al conocimiento sobre el ser integral y el papel de la mediumnidad en la búsqueda evolutiva.

El conocimiento mediúmnico, antes reservado a los iniciados, y por tanto considerado esotérico, es en la actualidad un camino exotérico, o sea, debe ser propagado a todos. Desarrollar la mediumnidad significa aprender a usarla como un sentido esencial a nuestra plenitud.

Como siempre subrayamos, el planeta Tierra está en constante transformación y los hijos de Gaya también. Con la aceleración vibratoria del planeta y su cambio de patrón, estamos siendo insistentemente invitados por la espiritualidad a convertir nuestra sintonía, para que podamos continuar acompañando el proceso evolutivo.

Los acontecimientos del mundo, que a primera vista nos parecen desastrosos, son naturales y acompañan el ritmo de los cambios necesarios. La gran cantidad de espíritus que vienen a reencarnarse con graves delitos clavados en su campo áurico, tienen como intención el darles oportunidad, auxiliarlos, a ellos que todavía están atollados en las enfermedades del alma. De la misma forma, muchos espíritus, más evolucionados, han venido también a reencarnarse para ayudar a despertar la consciencia de todos.

Esta época de tantas transformaciones está marcada por la aceleración del tiempo, que es nítida para todos. La vida parece correr, ya no andar. Se hace necesario que cada espíritu humano comience a desprenderse del tiempo. Así será capaz de adentrarse en la nueva frecuencia. Para ello, la mediumnidad será el camino que los retirará de la energía densa del mundo tridimensional y del tiempo. Viene llegando y aflorando la quinta dimensión que se encamina por la mediumnidad. Más espíritus están renaciendo con su anatomía y para-fisiología preparadas con el nuevo formateado.

La mediumnidad viene siendo la causa del gran conflicto por el cual los espíritus traban su lucha interior, y en ella buscan el cambio vibracional, porque aún no la comprenden. Es una lucha del bien contra el mal, en que el bien necesita ser reconocido para que el mal quede disuelto.

Llamamos “mal” a todo lo que se refiere al plano de las cuatro dimensiones y el dominio del ego. Presos a esa configuración, los seres humanos necesitan apoyo para liberarse de la ilusión. Denominamos “bien” al despertar consciencial para la quinta dimensión, disolviendo el ego. El reconocimiento de que el hombre es un ser integral y divino.

Una variedad de síntomas psicológicos, emocionales y físicos han surgido por la falta de conocimiento y desarrollo de la mediumnidad, este modo más sutil, a los ojos terrenos, de relacionarnos entre nosotros. La gran mayoría de los espíritus encarnados desconocen su realidad extra-física, a la cual se accede por este sentido mediúmnico. Alienados a la materia densa y sus sensaciones, se han perdido de sus orígenes.

Ya se ha dicho, en varias ocasiones, que la mediumnidad es un sentido supra-físico que nos posibilita volver a conectarnos con nuestra esencia e integralidad, con más propiedad y consciencia. A medida en que el planeta va modificando su frecuencia vibratoria, cada uno de nosotros viene percibiendo el campo sutil con más intensidad. Cuando no nos sintonizamos con la nueva frecuencia somos abatidos por las pesadas vibraciones que aún contienden en el orbe.

La mención que hicimos en otras ocasiones, sobre la lucha entre el bien y el mal que se traba en las esferas astrales, no tiene la intención de alimentar a lunáticos y curiosos. Es una realidad que en este momento necesita ser abordada. Tenemos millones de espíritus en la senda de la rehabilitación por el sufrimiento, necesitados de nuestro auxilio. Por ello invitamos a los seres humanos a despertar. Esto se hace por la mediumnidad. He aquí su importancia, su relevancia, que la coloca, en la actualidad, en primer plano y allende las fronteras.

Somos hermanos unidos por el Universo de Dios, en diferentes orbes. Traemos para la humanidad el consuelo prometido. El consolador que destaca Jesús, su dirigente planetario, se refiere a los hermanos universales que pertenecen a la Gran Familia Universal y que se hacen cada vez más presentes junto a vosotros.

Por la mediumnidad realizamos un trabajo de unión, porque las diferencias del plano material denso se disuelven en el plano sutil. Podemos comunicarnos con facilidad en nuestra realidad astral. La mediumnidad nos conecta, entre civilizaciones y con el Todo. Este es el canal utilizado para que podamos actuar en favor de este planeta y de todo el Universo.

Desarrollar la mediumnidad es despertar el sexto sentido latente, adormecido hasta entonces. La curación del planeta Tierra y de sus seres será conseguida por la sintonía en la misma frecuencia de Dios. La mediumnidad es el camino de la Verdad.

Rayanna y Yamahe están a vuestra disposición para traer al canal Nadya Prem las directrices para que podáis estar en conexión con nuestra Gran Familia Universal. Somos hijos de las estrellas, y Shan, nuestro dirigente, va iluminando nuestro camino. Shan es la expresión de divinidad que se manifiesta en cada corazón que se eleva al Todo.

¡Om Shan, namasté!

Allende las fronteras

somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Me gustó este artículo?
Imprimir este artículo Envíalo a un amigo Otros artículos



 

  Ejercicios

Mapa Astral
Vidas Pasadas
Baraja Gitana
Juego de las 3 runas
 
Cuál es el color de tu miedo
La numerologia de las Relaciones
Constelaciones Familiares
Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Mensaje del Sabio
I ching
Juego del Tarot Stum
Tarot de los Angeles
La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Central de la meditación
Tarot de las Relaciones
La cura del alma a través de los colores


 

  Videos

 

 


Navegación   Categorias   Ejercicios
Home   Almas gemelas   Mapa Astral
Quiénes Somos   Astrologia   Vidas Pasadas
Inscribirse   Cuerpo y mente   Baraja Gitana
Indicalo a un Amigo   Espiritualidad   Juego de las 3 runas
Añadir a los Favoritos   El Despertar   Cuál es el color de tu miedo
      Psicología   La numerologia de las Relaciones
      Clube   Constelaciones Familiares
           
© Copyright 2000-2017 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados